Tratamientos anticorrosivos para intercambiadores de calor

Tratamientos anticorrosivos para intercambiadores de calor

Si necesita un intercambiador de calor para trabajar en un ambiente corrosivo, siendo consciente que la exposición a estas partículas reduce la vida útil de los componentes de la instalación, una de las dudas que le pueden surgir es como hacer frente a esta situación. Existen diferentes formar de adaptarse a estos ambientes, desde la selección de los materiales, hasta la aplicación de tratamientos anticorrosivos. En este artículo, centraremos nuestra mirada en esta última opción, un mundo complejo donde decenas de empresas ofrecen distintas alternativas y donde la eficacia y la relación calidad precio es muy variante.

En Radiadores Cerezo hemos profundizado en el sector, analizando múltiples recubrimientos hasta obtener la opción que consideramos óptima.

Dentro de este estudio hemos incluido los dos principales proveedores de tratamientos anticorrosivos a modo de referencia, como son Blygold y Heresite, y los hemos comparado con múltiples empresas, com por ejemplo Adsil, AquaAero, Bronz-Glow, EnergyGuard y Thermoguard.

Tratamiento anticorrosivo en intercambiador de calor con pistolaBlygold, con sede en los Países Bajos, tiene más de 40 años de experiencia, y con su potente red mundial de colaboradores, es una marca ámpliamente reconocida. Un factor importante a considerar es que se aplica mediante una pistola de pintura que permite tratar hasta, aproximadamente, 3 hileras por cada lado. Este sistema implica que, siempre mediante profesionales debidamente formados y certificados, se pueda aplicar en fábrica e in-situ.

Su tratamiento más conocido es el PoluAl XT, con gran resistencia química a cetonas y aldehídos, fueles y aceites, hidrocarburos aromáticos, hidrocarburos alifáticos y alcoholes. Tiene flexibilidad y se adhiere con facilidad, sin alterar la transferencia de calor. La capa de tratamiento oscila entre 25 y 30 micrones, representando un aumento de la pérdida de carga de entre el 0 y el 5%, y una resistencia térmica de entre el 0 y el 3%, en función de la geometría de los tubos.

Heresite, con sede en los Estados Unidos, tiene más de 83 años de experiencia, hecho que contribuye a hacer de esta marca una de las más prestigiosas del mercado. Se aplica mediante un baño, siendo este un procedimiento laborioso y complejo, que implica que todos sus colaboradores dispongan de instalaciones adaptadas. Este procedimiento permite que el recubrimiento penetre mucho más adentro que en otras aplicaciones donde se utiliza pistola.

La aplicación mediante baño permite que el recubrimiento penetre mucho más adentro que en otras aplicaciones.

El tratamiento más habitual es el P-413, que aporta una capa anticorrosiva de unos 25 micrones, implicando una resistencia térmica inferior al 1%, variable en función del diseño constructivo del intercambiador de calor. Adicionalmente, este tratamiento está certificado por la NSF, de acuerdo con la norma NSI 51 por tratamientos de zonas alimenticias que no están en contacto con los alimentos.

Adsil, con sede en los Estados Unidos, desarrolló una serie de productos precerámicos, a petición de la NASA, que le otorgó gran prestigio y reconocimiento. El inconveniente principal que le encontramos es el bajo número de agentes internacionales de que dispone, hecho que implica unos costes importantes en la adquisición del producto, así como también una repercusión negativa en los plazos de entrega. 

Su tratamiento estrella por los sectores de la calefacción, la ventilación, el acondicionamiento de aire y la refrigeración es el MicroGuard. Es un tratamiento aplicado con un espray que tiene unos 8 micrones de espesor. Este destaca por la mitigación de oleaginosas, la protección contra la corrosión de metales no férricos, con la consecuente reducción del consumo de energía de los equipos de climatización y de aire acondicionado. El hecho de tener un espesor tan leve aporta menos resistencia térmica y, por lo tanto, es una solución técnicamente muy competitiva.

AquaAero es una empresa holandesa fundada en 2008 que se ha expandido rápidamente alrededor del mundo. Dispone de una red internacional que aporta el know-how a las empresas que quieren comprar sus productos. Estos pueden ser aplicados mediante espray, o mediante flujo. Este segundo sistema es el más eficiente, no obstante, implica una inversión estructural que repercute en el coste final del producto. La capa de recubrimiento oscila entre 25 y 30 micrones. Como aspecto muy positivo, su gama de productos, con base agua, es de las pocas soluciones respetuosas con el medio ambiente.

A mayor espesor, la pérdida de carga aumenta pudiendo influenciar en el ámbito energético.

Bronz-Glow, fundada en 1985 en Estados Unidos, a pesar de ser aplicado por agentes certificados ofrece la opción que cualquier usuario adquiera los productos y aplique el tratamiento mediante aerosoles. Este hecho implica el riesgo que quien aplique el tratamiento no disponga de los conocimientos necesarios y, en consecuencia, que no todos los recubrimientos de esta marca mantengan los mismos estándares de calidad. Los recubrimientos estándares para el sector HVAC/Ren cabina tienen un espesor de entre 76.2 y 127 micrones. Como hemos visto con los tratamientos anteriores, todas las empresas ponen especial énfasis en este factor pues, a mayor espesor, mayor pérdida de carga y mayor resistencia térmica. 

Tratamiento anticorrosivo en intercambiador para ambientes húmedosEnergyGuard, con base en Holanda, también dispone de delegaciones en Estados Unidos y Taiwán. Su capa de recubrimiento oscila entre 20 y 40 micrones, representando una pérdida de carga y una resistencia térmica bajas en comparación con el tratamiento anterior, pero aún ligeramente por encima de Adsil, Blygold y Heresite. Uno de sus productos más destacados es el EnergyGuard DCC Aluminum, que ofrece unos resultados muy similares a los de ThermoGuard.

ThermoGuard, también con sede en Holanda y partners alrededor del mundo, tiene relación directa con Blygold. Es probablemente el tratamiento más reconocido por detrás de los mencionado Blygold y Heresite, y ofrece soluciones OEM (Original Equipment Manufacturer). Se trata de una opción competitiva.

Más allá del extenso estudio realizado, el reconocimiento y el prestigio de Blygold y Heresite, así como la confianza que les derivan desde centrales nucleares, centrales de procesamiento de gas e industrias alimenticias y farmacéuticas, nos llevan a reafirmar ambos tratamientos como dos de las opciones más solidas y consistentes del mercado.

Este artículo se plantea a modo de orientación. Si el objetivo es encontrar la opción más adecuada a un proyecto, recomendamos trasladar la consulta a los profesionales del sector. En este sentido, el equipo CEREZO se pone a su disposición. Hacemos un seguimiento detallado de su proyecto ofreciéndole soporte técnico, fabricación a medida y, en caso de necesidad, el recubrimiento anticorrosivo óptimo. Les animamos a contactarnos.